Viernes, 09 de abril del 2021 · Publicado a las 10:53

El mapa con los apoyos al tercer retiro del 10% en Chile Vamos y las tensiones que genera en el bloque

A pesar de la inminente decisión del Gobierno de ir al TC con esta iniciativa, algunos legisladores oficialistas han anticipado su respaldo. El bloque está nuevamente dividido.

«¡Coloma te amo!» le gritó al menos cinco veces la legisladora Pamela Jiles (PH) besando la pantalla que mostraba al jefe de bancada de los diputados de la UDI, Juan Antonio Coloma, quien participando de forma telemática de la comisión de Constitución de la Cámara la semana pasada, votó a favor de la idea de legislar de los proyectos que permiten un tercer retiro del 10%. La sorpresa no solo fue de la legisladora humanista, sino que la situación hasta provocó aplausos entre los presentes.

Y es que casi como un deja vú, tal como ocurrió con el primer y segundo retiro desde los fondos de ahorros previsionales a causa de la pandemia, la postura que tomen los legisladores de Chile Vamos se vuelve clave, pues para que avancen se requiere del respaldo de al menos 3/5 de los parlamentarios, es decir 93 votos. Anteriormente fueron 13 los del bloque que apoyaron las iniciativas con el mismo objetivo.

La situación ha generado grandes tensiones en el bloque oficialista, considerando que el Gobierno presentó un plan de ayuda a la clase media y a los más vulnerables para ir en atención de los efectos de la crisis del covid-19, pero no los dejó satisfechos a todos en la coalición. A eso se le suma que la oposición sigue insistiendo en su afán de aprobarlo a pesar de la confirmación del Ejecutivo de recurrir nuevamente el Tribunal Constitucional para frenarlo y la presión ciudadana otra vez aparece sobre el Congreso, en medio de un año electoral.

La próxima semana se anticipa desde ya particularmente tensa y relevante: el martes 13 la comisión de Constitución lo votará en particular y al día siguiente se iniciará su discusión en la Sala de la Cámara pudiendo ser votado y despachado el jueves 15. Pero si bien desde La Moneda no lo han confirmado oficialmente, fuentes de Palacio han señalado que en esos mismos días se hará la presentación ante el TC con el fin de bloquear su avance legislativo.

Coloma no es el único diputado UDI que podría apoyar en Sala los proyectos del 10%. Ya anteriormente otros gremialistas lo hicieron con el primero y segundo e incluso en el Senado, Iván Moreira, ya confirmó su respaldo para cuando los textos lleguen a esa instancia.

El presidente de la UDI, diputado Javier Macaya, está consiente del escenario que se viene y junto con asegurar que el jefe de bancada votó de esta manera tras haber sido «amenazado», dijo esperar que en el futuro cambie de opinión y llamó a quienes están en reflexión a cuadrarse con el Gobierno.

Según dijo, el voto de Coloma «tiene que ver con situaciones que le ha tocado vivir desde las esferas de las amenazas (…) todos los que hemos estado metidos en la discusión política pública, particularmente con este tema y otro, después del estallido social, ha sido un año donde las amenazas y las funas, donde situaciones como la descalificación de la diputada Jiles pasan rápidamente a amenazas de seguidores de estos parlamentarios».

«De verdad espero que de acá a la Sala, con todo el tema del TC incluido, así como lo hizo en el primer y segundo retiro, uno puede y no será la primera vez que un parlamentario toma una definición distinta a la tomada en la Comisión de como lo puede terminar haciendo en la Sala. ¿Órdenes de partido? No lo son», resaltó en Radio Agricultura.

El líder de la colectividad dijo que «hay que hacer política y tratar de convencer a las personas de nuestro partido que una cuestión inconstitucional que le hace mal a Chile finalmente no tenga los votos de la UDI en la Sala».

Otro ex gremialista, pero que al fin y al cabo significa un voto, es el diputado Álvaro Carter quien ya también confirmó su respaldo. «Claramente no es la mejor forma de poder paliar la crisis, pero ante la inoperancia y la mala entrega del Gobierno respecto a los beneficios, no queda otro camino», dijo.

La situación de RN

Y en Renovación Nacional las diferencias van desde el gabinete, pasan por su candidato presidencial, rebotan en la interna del partido y se recrudecen entre los parlamentarios.

«Hay que insistirle al Gobierno, que no lo bloquee, no haga tal. Que arregle el proyecto, eso le pido al Gobierno. Dejemos de lado tanto dogmatismo», dijo a Radio Bío-Bío el candidato presidencial del partido, Mario Desbordes.

E incluso fue más allá, e insistiendo en su llamado de La Moneda desista de ir al Tribunal Constitucional, ahora le advirtió que «la otra vez se empató a cinco, no estén tan seguros de ganar. ¿Para qué van a hacer eso?«, respecto a los votos que obtuvo en el organismo el requerimiento presentado por el Gobierno que ganó con el voto dirimente de la ministra María Luisa Brahm, quien ahora enfrenta una crisis interna.

Pero el golpe lo dio este miércoles la comisión política de RN cuando sacó una declaración, tras someter a votación la ofensiva del Ejecutivo, y le pidió que no vayan hasta el Tribunal.

«No solo le pedimos a nuestro Gobierno no recurrir al Tribunal Constitucional para evitar que se produzca este nuevo retiro de los fondos de las AFP, sino también le pedimos al Presidente Piñera liderar el proyecto que así lo establezca y mejorarlo», decía el documento en un párrafo que se convirtió en trascendental.

Uno de los que ha liderado el proceso de llevar el tercer retiro hasta el TC es el ministro y militante de Renovación Nacional, Juan José Ossa, quien desdramatizó lo señalado por la instancia partidista.

«Obviamente hubiéramos preferido que la coalición de Chile Vamos siempre esté cuadrado con lo que el Gobierno cree y persigue, pero en ese sentido nosotros vamos a recurrir al TC», dijo y agregó que lo expresado en la declaración «se trata de la opinión de la comisión política del partido, hay muchos otros líderes que han señalado que aún estando a favor esperan que el Gobierno vaya al TC, tampoco lo tomo como la voz única del partido, es cosa de escuchar a otros liderazgos que hay ahí», dijo el titular de la Segres.

La perspectiva de Ossa también es compartida por parte de algunos diputados quienes han cuestionado la validez que tuvo la reunión de la comisión política, resaltando por ejemplo que ni siquiera fue vía Zoom, sino que a través de conversaciones por WhatsApp. E incluso fuentes cercanas al diálogo señalaron a este medio que hubo una parte que se borró del texto que venía inmediatamente después de ese párrafo y decía así: «Pues entendemos que es la forma correcta para que la aspiración de miles de chilenos se lleve a cabo en el marco de la constitucionalidad y el respeto al Estado de Derecho».

Pero por otro lado, lo concreto es que dos diputados de la tienda ya apoyaron en la comisión de Constitución el proyecto: Camilo Morán y Eduardo Durán ya lo apoyaron en general. El primero llegó a la Cámara tras la salida de Desbordes al Ministerio de Defensa y ofició por años como su jefe de gabinete, mientras que el segundo ya votó a favor en los dos retiros anteriores.

Y en esa misma sesión de la comisión la división interna fue claramente expresa por una situación que involucró a la diputada Camila Flores, Jorge Durán y al jefe de bancada, Leopoldo Pérez. Durán terminó renunciando a la bancada.

«Lamentablemente he renunciando porque ya es la cuarta vez que se me coarta el derecho de participar en la comisión. La diputada Flores pidió mi reemplazo a lo cual mi ahora ex jefe de bancada (Leopoldo Pérez) explicó que él no iba a firmar el reemplazo, que cualquier otro diputado sí, menos Jorge Durán. Encuentro que eso es inaceptable y todo esto es porque he sido coautor y porque hoy se votaba mi proyecto de ley. A él le parecía inaceptable que un diputado de centroderecha presentara un proyecto de esté índole, yo le dije que estamos en democracia y no puede coartar un parlamentario, que por favor me dejara ir. Él me dijo simplemente no lo iba a hacer», dijo el jueves pasado Durán.

Fuente: Emol.com